Cirugía de Cataratas en los Perros

Perro con cataratas en ambos ojos

Las cataratas son la principal causa de discapacidad visual en los perros. Sin embargo, se puede mejorar esta enfermedad mediante la extirpación quirúrgica de la lente con la catarata y sustituyéndola por una lente artificial.

¿Qué es la catarata?

Una catarata es la opacidad que se produce en el ojo. Su función es enfocar los rayos de luz en la retina, sin embargo, al final la catarata impide que pase suficiente cantidad de luz provocando una gran disminución de la visión.

Perro cuidado por su dueño con tratamiento de cataratas

Las cataratas en estado avanzado son la principal causa de ceguera en perros y además es fácilmente detectable ya que sólo se debe mirar el ojo y a simple vista observaremos que está turbio o de color azulado.

La catarata en los perros es el resultado de un defecto heredado genéticamente. Muchas razas de perros están predispuestos a sufrir cataratas hereditarias que se pueden desarrollar en el nacimiento o durante toda su vida. Los perros afectados con cataratas hereditarias no deben ser utilizados para procrear la especie.

Las cataratas también están vinculada a la diabetes, envejecimiento, traumatismos y trastornos de la retina. Dependiendo qué las provoque, pueden o no pueden progresar en el tiempo, produciendo finalmente una ceguera total. La tasa de progresión es a menudo previsible y puede ser determinada por un examen realizado por un veterinario oftalmólogo.

¿Cómo es el Tratamiento de las Cataratas en los Perros?

En la actualidad el único tratamiento eficaz para las cataratas se realiza mediante la extirpación quirúrgica del cristalino defectuoso.

La eliminación se realiza bajo anestesia general, usando ultrasonidos (con un dispositivo especial que fragmentar y eliminar el material cristalino dañado) para extraer la catarata y después se coloca una lente intraocular artificial sustituyendo el antiguo cristalino.

Realmente no es necesario poner la lente artificial, ya que el perro vería sin ella mejor que con la catarata, aun así seguiría viendo algo borroso sin dicha lente.

Examen oftalmológico de un perro con cataratas

No se utiliza láser para eliminar las cataratas. Sólo se aplica cirugía en perros, no existe la posibilidad de láser, aun así las tasas de éxito quirúrgico para las catarata en la etapa temprana son más altos que para las cataratas avanzadas, que ya está presente durante meses o años. En ambos casos el éxito es superior al 90%

Para evaluar la cirugía se le realizará un examen ocular para detectar otros posibles problemas de la visión. Por regla general, también se recogerán muestras de sangre y orina para determinar el estado general del perro. Además, se hará una evaluación de ultrasonido del ojo y una prueba de diagnóstico especial llamada ERG, para detectar cualquier trastorno de la retina que podrían interferir en el éxito de la operación.

Después de la cirugía, se mantendrán los ojos tapados durante dos semanas, las actividades y ejercicios del perro deben limitarse al mínimo a evitar lesiones en el ojo.

¿Cuáles son los riesgos y complicaciones de la cirugía de cataratas?

Comprobación del éxito cirugía de cataratas en perro

La tasa de éxito quirúrgica sin complicaciones en cataratas es aproximadamente del 95%. El resultado puede variar dependiendo de la salud general del ojo.

Después del examen y las pruebas, el oftalmólogo evaluará los riesgos y beneficios de la cirugía con el dueño, para ayudar a determinar la mejor decisión para el perro.

Sin embargo, existen algunos riesgos inherentes, como con cualquier procedimiento quirúrgico que se realiza bajo anestesia. Los propietarios deben tener en cuenta estos riesgos con su veterinario.

Dentro de ese 5% restante, existen complicaciones que impedirán que el perro recupere la visión, además otras complicaciones pueden requerir tratamiento médico a largo plazo o una cirugía adicional para intentar subsanar el problema.

En la cirugía de cataratas, las principales complicaciones son el desprendimiento de retina, que provoca la pérdida total de la visión (a veces se puede operar)inflamación excesiva, o uveítis. Las mascotas con inflamación del ojo antes de la cirugía son más propensos a desarrollar este tipo de problemas.

También pueden salir glaucomas (presión intraocular que excede el nivel normal). Algunas razas de perros están predispuestos a glaucoma y pueden ser más propensos a desarrollarlos después de la cirugía. Existen tratamientos médicos y quirúrgicos que puede controlarlos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR