Cómo Educar a un Gato

Gato educado mirando a dueño

Existe el mito de que los gatos son incontrolables, algo que no es cierto de ninguna manera. Lo que pasa es que hay una confusión de términos, una cosa es educar a un gato para conseguir una convivencia sana y pacífica entre con él y la familia, y otra cosa es entrenarlo para hacer trucos. Ambas cosas son posibles, pero la educación es esencial, mientras que la formación puede ser opcional. El siguiente artículo le dará algunos consejos sobre cómo educar a su gato.

En primer lugar, debe tener en cuenta ciertos elementos que deben ser considerados y que son necesarios para aprender a educar a un gato:

Con el fin de usar la caja de arena adecuadamente

Gato conviviendo con otras mascotas

Esta acción es de vital importancia para las personas que comparten un espacio pequeño con su gato, por ejemplo, un apartamento, o en los casos de gatos que no pueden salir de la casa. La higiene es algo que se debe garantizar en la convivencia entre cualquier persona y su mascota. Excrementos y orina fuera de la caja de arena no se puede permitir tanto porque resultan muy incómodas como por infecciones por bacterias y otras enfermedades que nos pueden causar problemas. Por eso es importante enseñar al gato a usar una caja de arena.

Para enseñar a su gato a usarla correctamente, debe ponerla en un lugar de fácil acceso y que haya ventilación para evitar los malos olores, después, debemos poner el gato en él para dejarlo explorar y sentirse cómodo con ella. Los gatos les gusta hacer sus necesidades en el suelo o en la arena, por lo que no será difícil que se adapte a su uso. Usted puede ponerlo en la caja para que haga sus necesidades al despertarse, después de comer, o cuando lo vea haciendo sus necesidades en otros lugares. Será sólo cuestión de tiempo que se acostumbre a usarlo con frecuencia.

Para no morder o arañar

Por increíble que pueda parecer, los gatos pueden convertirse en unos verdaderos problemas por su tendencia a morderlo todo, por no hablar de sus afiladas uñas. Si no ha permitido a su gato que no arañe o muerda en su casa o sus cosas, seguramente sus manos han sufrido las consecuencias de hacerlo. Es normal una mordedura o rasguño de gato cuando tienen un contacto excesivo con él, pero no es normal que pase en cualquier momento o que haga que una herida siempre que evite que muerda algo.

Gato en caja de arena

Si desea evitar que su gato le causa esas molestas heridas, le debe acostumbrar desde cachorro al contacto físico, así como a la socialización con otras personas y animales. Usted tiene que entender que el gato le dirá cuando quiere ser tocado y cuando no desea que se le acerquen, parte de la relación con los gatos es entender su situación y su lenguaje corporal. Compruebe como su mascota se deja acariciar cuando está relajado, trate de realizar suaves caricias en la cabeza, la mandíbula y la espalda, evite las zonas sensibles porque pueden molestarle, como por ejemplo la zona del vientre.

No afile las uñas en tu casa

Los gatos utilizan sus garras en objetos como una forma de marcar el territorio, así dejan rastros para otros animales. Por lo tanto esto va a ser un poco más difícil de evitar para ellos, sobre todo si se trata de un comportamiento que se convirtió en habitual desde hace tiempo.

Lo mejor que puede hacer es para comprar un rascador para gatos o darle algo para que pueda lijarse las uñas y enseñarle a utilizarlo. Cuando le vea rascarse las uñas en un lugar que no es el indicado, regáñelo diciéndole “¡NO!” o rociándolo con un poco de agua. Después de eso puede llevarlo al rascador para que sepa que este es el lugar apropiado para hacerlo.

Se necesita un poco de paciencia y recuerde no use la violencia con ellos ya que esto les dejará marca psicológica. Lo mejor es utilizar siempre las mismas palabras.

Para que se deje cepillar

Gato descansando en casa

Va a evitar muchos problemas de salud de su gato si lo cepilla con frecuencia. Utilice con frecuencia un cepillo especial para gatos y adecuado para su tipo de pelaje. Puede incluir el cepillo en los hábitos de caricias, para que el gato se sienta cómodo y pueda establecer esta rutina en el día a día.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR