Cómo Cuidar a una Tortuga

Cómo cuidar tortugas

Aunque las tortugas no son animales muy comunes, siempre son una buena opción para las personas que prefieren para cuidar de un animal que no crece demasiado rápidamente o no tiene las mismas necesidades emocionales que otras como los perros o gatos. Sin embargo, usted debe recordar que estos animales necesitan también cuidados especiales.

Cosas importantes antes de comprar una Tortuga

Algunos tipos de tortugas están en peligro de extinción y no pueden ser comercializados. Por ejemplo, no se debe comprar nunca una tortuga en un viaje y retirarla de su hábitat natural, esto, además de inhumano, es un delito en la mayoría de los países y conlleva desde problemas legales desde multas hasta encarcelamiento por tráfico de animales.

Siempre debe poner a los nuevos animales en cuarentena antes de la convivencia con otras personas, especialmente si usted no sabe el origen de la tortuga. También hay que tener en cuenta que no son animales que interactúen demasiado, obligarles a hacerlo puede causarle un infección o lesionarles.

Son animales que pueden llegar a vivir muchísimos años, así que no piensen en ellas como una mascota temporal, ya que si se cuidan bien pueden durar más que los dueños.

Algo que también tiene que saber es que no se debe dar una tortuga pequeña a un niño las crías no deben ser utilizados como experimentos para comprobar la responsabilidad de los niños. Los accidentes son la causa más común de muerte de las tortugas domésticas, y muchos casos ocurren debido a una mala manipulación o posesión por parte de un niño.

Cuidados especiales de las tortugas

El cuidado de una tortuga depende en gran medida de la especie a la que pertenece. En general, se pueden encontrar dos tipos:

Tortuga de Agua dulce

Tortuga de Agua

El tortugas de agua necesitan un hábitat donde cuenten con suficiente agua y espacio para nadar a gusto. Normalmente, se utilizan grandes terrarios con agua dulce o salada y un espacio con tierra que les permita relajarse y tomar el sol. La zona acuática debe ser lo suficientemente profunda para que la tortuga puede bucear debido a que su actividad favorita es la natación. También es obligatorio un lugar donde haya sol, ya que es a través de este cambio continuo que regulan su temperatura, además de ser beneficioso para sus conchas y huesos.

Mantener el agua limpia es esencial para la salud de la tortuga porque va a prevenir el crecimiento de bacterias que pueden dañarlo. Por lo tanto, usted debe comprar un filtro y cambiar el agua con frecuencia, dependiendo de la cantidad de tortugas que tenga (se sugiere mínimo tener una pareja para evitar el aburrimiento y la depresión que sufren en solitario).

La temperatura no debe ser inferior de 25 °C y no mayor de 28 °C, así evitaremos los cambios de temperatura que en animales de sangre fría producen la hibernación, aunque no todas las especies hibernan.

Tortugas de Tierra

Cuidar a una tortuga de cuello rojo

Necesitan más espacio seco que el agua, ya que pasan más tiempo en tierra, deben estar libres de depredadores (gatos, perros y algunas aves), y también es necesario contar con un espacio seguro donde pueden mojarse, aunque mejor que les cubra porque no son buenas nadadoras y se pueden ahogar.

Un patio con estanque sería ideal para cuando son adultas mientras que de crías con un acuario es más que suficiente. Estas tortugas también necesitan un refugio a dormir o hibernar si es necesario.

Son una especie que requiere tener más cuidado, ya que algunas tortugas les gusta enterrarse en las zonas fangosas, si no nos damos cuenta, pueden morir al secarse el suelo y no encontrarlas.

Comida para tortugas

Las tortugas son fáciles de alimentar, por lo general se sugieren alimentos ricos en calcio, pero pueden comer todo tipo de frutas y verduras. Al ser omnívoros pueden comer carne, insectos, etc.

Las tortugas son muy voraces, por lo que debe controlar las cantidades que se administran, porque una ingesta excesiva de alimentos puede dañar su salud. También debemos limpiar el espacio donde comen para evitar el crecimiento bacteriano por alimentos en descomposición.

Cómo cuidar la alimentación de una tortuga

Dentro de los productos que pueden comer se encuentra el arroz o maíz, que se mezcla con plantas y flores. Si lo deja suelto en su patio trasero con terreno y plantas, posiblemente les vea comer caracoles, babosas, gusanos y otro insecto, que son parte de su dieta natural.

Dolencias comunes

Las tortugas son propensas a tener una contaminación por hongos en las conchas si no se limpian adecuadamente, así como defectos en los huesos y caparazones por la deficiencia de vitamina D, debido a la falta de exposición al sol.

Las enfermedades de los ojos también son comunes (se dará cuenta por la hinchazón) y enfermedades del sistema respiratorio se manifiestan con la aparición de moco y tos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR