Dermatitis atópica canina: tratamientos para la piel de su mascota

Perro rascándose por síntoma dermatitis atópica

¿Sus perro se rasca áreas muy sensibles de la piel? ¿Tiene manchas rojas, descamación e irritaciones de la piel? ¿Estas áreas están inflamadas? ¿Su perro tiene una herencia familiar de dermatitis atópica? Si todas las respuestas son si, es probable que su perro tenga dermatitis atópica canina. Aquí encontrará más información acerca de esta enfermedad y cómo para tratarla, si queréis información acerca de las enfermedades más comunes que tiene los perros ir al enlace anterior.

¿Qué es la dermatitis atópica canina?

Es una enfermedad inflamatoria de la piel que presenta enemas y descamación y es producida por una alteración del sistema inmunológico, para ser más claro, es un tipo de alergia. Se manifiesta como un cambio en la piel que puede permitir el paso de alérgenos y la colonización y el crecimiento de microorganismos y enfermedades inflamatorias.

La dermatitis atópica canina es genética, lo que significa que depende del animal y su historia familiar, y por lo tanto no es una enfermedad que pueda ser curada, pero si tratada para disminuir los síntomas y las manifestaciones externas que se presentan, pero el tratamiento es de por vida.

Aparece principalmente en perros jóvenes y hay razas que tienen una predisposición a esta enfermedad como por ejemplo: West Highland White Terrier, Boxer, Labrador, Dálmata, Setter, pastor alemán, Shar Pei y Bulldog Francés son especialmente susceptibles a desarrollarla.

¿Cómo diagnosticas a mi perro si tiene dermatitis atópica?

Perro con dermatitis atópica en cara

La dermatitis atópica canina se puede reconocer principalmente porque las zonas sensibles de la piel (especialmente cara, zona interior de las orejas, cuello, axilas, ingle, abdomen, perineo, parte interior de las corvas y entre los dedos) se ponen rojos y con granitos.

Estas áreas también pueden tener descamación e irritación y si el perro se rasca, la piel se endurecerá, ennegrecerá y finalmente comenzará a perder el pelo en esas zonas.

También se producen alrededor de los ojos o los oídos, la enfermedad puede causar conjuntivitis u otitis del animal. Por lo tanto, se debe tener especial cuidado cuando se produce la dermatitis atópica canina en estas zonas y aplicar el tratamiento prescrito por el veterinario con regularidad.

¿Cuándo debo tratar la dermatitis a mi perro?

Esta enfermedad se trata sólo si se convierte en un problema para el perro; es decir, si le pica mucho y demuestra la falta de pelo o heridas.

Antes de realizar cualquiera de los posibles tratamientos, el perro debe recibir algún tipo de atención veterinaria. Todos los perros atópicos deben someterse a un control de pulgas y cuidarles más la piel, incluyendo la eliminación de las infecciones que existan en paralelo a la piel atópica.

El dueño del perro debe estar dispuesto a colaborar con el veterinario en todo momento y hay que tener en cuenta que el tratamiento no elimina la enfermedad, sólo disminuye la sensación de picazón y previene las manifestaciones de erupciones en la piel.

Sólo hay tres tipos de tratamientos que pueden ser aplicables a un perro con dermatitis atópica: tratamiento tópico, inmunoterapia y el tratamiento médico que lucha contra pruriginosa (es decir, antipicazón).

Pezuña pastor alemán con dermatitis atópica canina

Inmunoterapia

Consiste en el fortalecimiento activo de anticuerpos y del sistema inmune del perro. Se puede aplicar de dos maneras: como un alérgeno específico, es decir como una vacuna contra las alérgias y que está orientado específicamente para fortalecer los anticuerpos que afectan a cualquier alergia al perro, o puede ser aplicada por los interferones que modulan la respuesta inmune.

Esta última forma de tratamiento tiene como objetivo tratar las causas de la enfermedad, pero no siempre se manifiesta clínicamente.

Tratamiento tópico

Por lo general consiste en la aplicación de geles, lociones o cremas que ayudan en la restauración de la epidermis (contienen factores para la regeneración de la piel), evitando así el picor, mejorando la hidratación de la piel y reduciendo las alergias que su perro puede tener a través de la epidermis.

Tratamiento Médico Pruriginosa

Dermatitis atópica canina avanzada

Estamos hablando controlar los síntomas de la enfermedad, es decir, descamación, enrojecimiento, granos, picor, etc… al ser una enfermedad incurable solo permite que se vuelva más fácil de llevar para nuestra mascota.

Este tratamiento tiene una variante para los episodios más fuertes y un tratamiento crónico para prevenir la aparición de los síntomas a largo plazo. Esto puede suponer la administración de medicamentos como los glucocorticoides, ciclosporina y ácidos grasos.

Desafortunadamente, dermatitis atópica canina es una enfermedad genética y no hay una única terapia eficaz. El tratamiento adecuado se determina de acuerdo con un estudio detallado de cada caso.

Recuerde que, aunque la enfermedad no se puede curar, prevenir los síntomas de su perro harán que tenga una vida más saludable, feliz y en tranquila.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies