Diabetes en gatos: cómo controlar el nivel de azúcar

Gato con diabetes obeso y gordo

La diabetes en los gatos es una enfermedad que está aumentando en todo el mundo. De manera similar a lo que sucede con los seres humanos, los cambios en el estilo de vida y la alimentación favorecen la aparición de esta patología debido a la obesidad.

Se estima que actualmente tienen diabetes 1 cada 200 gatos y 1 cada 500 perros. Si su mascota forma parte de esta estadística, intentaremos mostrar algunos consejos para controlar el nivel de azúcar de su mascota.

Los signos y tratamiento de la diabetes en los gatos

Usted debe prestar atención a las siguientes señales en su mascota:

  • Aumento de sed
  • Orina continuamente
  • Fatiga
  • Pérdida de peso incluso comiendo normal o mucho
  • Apetito insaciable

Consulte a un veterinario para que le confirme el diagnóstico mediante el análisis de orina y de sangre, y que le indiquen el tratamiento más adecuado. Si no se actúa rápidamente puede sufrir un deterioro progresivo de su salud.

El profesional debe indicarle si es necesario el uso de la insulina y determinar las dosis apropiadas que debemos suministrarle. Tenemos que aplicar la insulina con una jeringa, por vía subcutánea, es un tratamiento que su mascota no sufre apenas.

Inyección de insulina en gato con diabetes

En algunos casos, si nos es imposible conseguir pinchar a nuestra mascota, el veterinario nos recetará el tratamiento oral.

El ejercicio necesario para “quemar la glucosa”

El ejercicio “quema” la glucosa de la misma manera como lo hace la insulina. Además, promueve la pérdida de peso y la salud de los huesos y los músculos.

Por lo tanto, es necesario que nuestra mascota se ejercite a diario pero de forma moderada, ya que el exceso de actividad puede causar hipoglucemia, que, si no se detecta a tiempo, puede poner en peligro la salud y la vida de nuestra mascota.

Debemos llevarlo inmediatamente al veterinario si presenta un hambre excesiva, escalofríos, debilidad, convulsiones o desorientación. En caso de extrema urgencia se debe administrar  glucosa por vía oral.

Dieta indicada para controlar la diabetes en gatos

Controlar diabetes con comida equilibrada

  • La dieta de su mascota debe incluir mucha fibra y debe ser baja en calorías y grasas, especialmente si el animal ya tiene sobrepeso.
  • Debido a que el equilibrio de nutrientes es esencial, no se recomienda la preparación de dietas caseras, ya que puede ser difícil calcular la cantidad específica de cada alimento. El veterinario le mostrará la proporción más adecuada.
  • Lo ideal es que su perro o gato coma cada 12 horas para poder administrarle la insulina con anterioridad. Debemos seguir a raja tabla esta rutina para evitar grandes fluctuaciones en los niveles de glucosa.
  • Para lograr un buen control de la enfermedad su mascota debería consumir la misma cantidad de comida cada día. Se debe evitar que coma cualquier cosa fuera de su dieta específica.

Diabetes canina, conceptos básicos

La diabetes en los perros suelen aparecer entre los 7 y 9 años. Las hembras estériles tienen en mayor riesgo de padecerla.

Si no se trata adecuadamente, la diabetes puede causar cataratas e incluso progresar a ceguera.

Hay algunas razas más propensas a sufrir de esta enfermedad, entre ellas:

  • Samoyedo
  • Terrier australiano
  • Schnauzer miniatura
  • Caniche miniatura francés
  • Pug (Carlino)
  • keeshond
  • malamute
  • Spitz finlandés
  • Springer Spaniel Inglés
  • Beagle
  • Teckel o Dachshund
  • Golden retriever

Controlar el peso para mejorar la diabetes

Tipos de Gatos más afectados por la Diabetes

En el mundo felino, no hay razas que tengan una tendencia a sufrir la diabetes. Pero los más propensos son los machos castrados. La enfermedad se empieza a manifestar generalmente entre los 7 y 8 años.

Y mientras que los gatos rara vez desarrollan cataratas, si pueden llegar a presentar una coloración amarillenta de las membranas mucosas.

Mejor calidad de vida para su mascota con exceso de glucosa

Con el tratamiento adecuado, su mascota comenzará a reducir su consumo de agua y orinar menos. También su apetito se hace más dinámico y equilibrado y como una consecuencia de ello, su peso bajará y será más estable.

Una vez que pueda estabilizar el nivel de azúcar de su felino, hay que tratar de mantenerlo. No se olviden de su medicamento, de la dieta y del ejercicio físico diario.

Al igual que sucede con las personas, la diabetes en los perros y los gatos no debe ser un impedimiento para tener una vida normal. Así que no se desanime. A pesar de que es una enfermedad crónica, se puede conseguir su querida mascota tiene una buena calidad de vida.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies