Lhasa Apso Tibetano: Características, personalidad y cuidados necesarios

Lhasa Apso Actividad física

La raza Lhasa Apso puede ser considerada una de las más queridas y populares entre los amantes de animales domésticos, ganando más adeptos entre los dueños cuyas mascotas tienen que vivir en apartamentos. Su pequeño tamaño y dócil temperamento son sólo algunas de las características que hacen que todo el mundo se enamore de esta raza que tiene una larga y sedosa melena, la cual necesita bastantes cuidados.

Se busca por su amabilidad y por ser un gran perro de compañía, el Lhasa Apso ha ganado los corazones de muchísimas “celebrities”, que constantemente ponen fotos en las redes sociales junto con sus mascotas.

Catalogado como una de las razas de perros que más tiempo llevan conviviendo con los humanos, unos 2.800 años, nos encontramos con un perro audaz, valiente y muy unido a su familia; que puede servir como un gran perro guardián, a pesar del tamaño, ya que ladra para alertar del más mínimo ruido o señal de peligro que vea.

A pesar de su temperamento, en la mayoría de los casos, es relativamente tranquilo, tenemos que tener cuidado con la falta de socialización y darles una pobre educación/adiestramiento, ya que puede convertirlos en una raza un tanto destructiva. Por lo tanto, aquellos que están pensando en conseguir uno, deben saber que necesita una gran cantidad de atención y disciplina, consiguiendo así seguro que podrán disfrutar de todas las características buenas y amorosas mascotas.

Lhasa apso "dorado" características comunes

A pesar de que no existen registros específicos de su origen, se cree que la raza surgió en las regiones próximas a Malasia hace más de 4.000 años. De acuerdo con estudios recientes, la raza es parte de un grupo de perros con estrechos vínculos con los lobos (sus antepasados) y, de acuerdo a las teorías, su domesticación se habría producido hace unos 2.800 años en las regiones del Tíbet, convirtiéndose en uno de los perros más conocido del mundo.

A menudo confundido con la raza de los perros Shih Tzu (que se originó en una mezcla con la raza pequinés), el Lhasa Apso es el producto del cruce entre el Terrier Tibetano y el Perro de Aguas, y vivió en los monasterios budistas en la antigüedad, actuando como un perro guardián para alertar a todos sobre cualquier movimiento extraño dentro de estos santuarios.

Fue precisamente debido a esta protección de los perros en los monasterios que se incluye el nombre nativo de la Lasa Apso: Abso Seng Kye, que en la traducción significa “centinela perro-león”. Su raza fue considerada tan valiosa como una rara joya en esos tiempos, por esta razón se regalaba a los miembros de la corte imperial china en varias ocasiones, e incluso fue considerado un verdadero amuleto de la buena suerte.

Conocido antiguamente como el Terrier Lhasa en Inglaterra, los perros de raza Lhasa Apso aparecieron en Occidente por primera vez a mediados de 1930, que se ofrecen como un regalo al 13º Dalai Lama.

Aceptado en 1935 como parte del grupo de perros de la raza “Terriers” por el AKC (American Kennel Club), el Lhasa fue transferido en 1959 al grupo de las razas de perros no deportivos, como se le conoce hoy en día. A partir de esta acción, su popularidad creció cada vez más en todo el mundo, y hoy en día, la raza Lhasa Apso puede ser considerado entre los más populares y queridos del planeta.

Las características físicas del Lasa Apso

Lhasa apso cuidados con cepillado continuo

Considerado como un perro pequeño, el Lhasa Apso mide entre 25 y 29 cm cuando es macho y un peso de 6-9 kg. En el caso de las hembras, su tamaño es más pequeño, aunque puede alcanzar hasta 27 cm con un peso de 7 kilos. Con un larguísimo pelaje, los perros de esta raza puede llegarles al suelo fácilmente, y requieren una atención constante en cuestiones de mantener su melena para mantenerse sanos.

Con una esperanza de vida de unos 15 años de media, pueden alcanzar hasta los 20 años de edad si se cuidan de manera prudente y saludable.

Se suele confundir mucho con la raza Shih Tzu, pero el Lhasa Apso tiene habitualmente el pelaje blanco, y las variaciones de color también se pueden producir mezclando tonos dorados, negros, grises y rojos. Sus ojos son de color oscuro, la cabeza es ligeramente más estrecha y su nariz es de tamaño mediana, en general, puede considerarse un animal de aspecto robusto.

Las orejas las suelen tener caídas, su cuello es fuerte y las costillas están cubiertas con una gran musculatura. Esta musculatura se desarrolla sobre todo en la zona de las caderas, los muslos y su cola, que la usa para compensar el peso continuamente. El pelaje, que es su principal y más fascinante característica, se compone de cabellos largos, pesados, duros y rectos, y también cuenta con un subpelaje medio.

Personalidad Lhasa Apso

Lhasa Apso con pelo blanco y largo

Compañero alegre, fiel y muy cariñoso, el perro Lhasa Apso pueden llevarse igualmente bien con sus dueños como con otros animales siempre y cuando le socialicemos desde que es un cachorro. Esta raza tiene el lugar número 68 en el ranking de los perros más inteligentes del mundo, por lo que entrenarlo no es una tarea difícil; al igual que la socialización, resulta muy sencillo cuando se hace si es todavía un cachorro.

Aunque es bastante juguetón y le gusta estar con sus propietarios, el nivel de energía de estos perros no es muy grande, pero eso no significa que no requieran actividad física, y debe reservar un tiempo con su mascota para pasear y que se ejercite.

Aun sin ser un perro tan protector y posesivo con sus dueños comparándolo con con otras razas, el Lhasa Apso sigue siendo un gran perro guardián. Pero debemos tener en cuenta que no será capaz de evitar que entren intrusos pero si puede disuadirlos por lo ruidoso que se convierte ante cualquier peligro o elemento extraño.

En la mayoría de los casos, los ladridos fuertes no son tan frecuentes, y se pueden distinguir cada vez que percibe algo sospechoso, aunque sin el entrenamiento adecuado se puede llegar a un punto un poco fuera de control y ladrar por cualquier cosa. La aplicación de técnicas de adiestramiento para reducir la aparición de esto problemas es completamente válido, ya que el perro aprende y asimila las acciones relativamente rápido.

Con mucha confianza y sin miedo, el Lhasa Apso puede considerarse un perro muy alegre perro y que quiere mimos continuamente de sus propietarios, incluso se puede pasar horas y horas tumbado esperando caricias. Con esto en mente, no es difícil deducir que debemos obligarles a realizar actividad física, ya que por sí mismos, incluso con mucho de espacio, difícilmente harán el suficiente ejercicio necesario para mantenerse sanos.

Cuidado Lhasa Apso

Lhasa Apso requiere cortar el pelo siempre

El pelaje de la raza es el aspecto que requiere más atención y cuidado, ya que, siendo muy ancho y largo, puede llegar a generar una gran cantidad de problemas de salud y accidentes en los perros. Se recomienda realizar cepillados diarios para evitar la acumulación de suciedad y también que los baños se den al menos una vez cada semana.

Los cuidados estéticos caninos también deben ser relativamente frecuente porque, como la raza tiene el pelo tan largo, puede metérsele en los ojos y obstaculizar su visión entre otros problemas. Se pueden hacer trenzas o recoger el pelo en una cola para evitarlo, sin embargo, es importante que el perro pueda ver y no tenga un constante contacto en sus ojos de los pelos, ya que esto también puede causar problemas de salud.

Las orejas y el oído son las otras áreas que necesitan mayor atención por las mismas razones anteriores, sin el cuidado adecuado se puede facilitar la aparición de problemas tales como la otitis canina. Junto con esto, también es necesario prestar atención a la longitud del pelo del perro en las piernas, ya que también crece y puede interrumpir su movilidad y causar accidentes como caídas que lo lesionen.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies