Los “Falsos” Lobos de Juego de Tronos

Lobos de Juego de tronos

Para los que seguimos viendo la serie Juego de tronos, seguramente recordaréis que cada uno de los hijos de Ned Stark tienen un lobo de fiel compañero. Bueno, los animales que aparecen en la famosa serie de televisión, en realidad, no son lobos, son una raza de perros esquimales del Norte llamada inuit.

Esta raza se originó a finales de 1980 por crear un perro doméstico que se parecía a un lobo. Esto es exactamente lo que convenía a los productores de la serie. En este artículo vamos a dar más detalles sobre los “lobos” de Juegos de Tronos, la raza inuit.

¿Cuál es el origen de esta raza?

Estamos hablando de una raza que no está reconocida oficialmente. Comenzó a desarrollarse en el Reino Unido a finales de los años 80. Los inuit del Norte procede del cruce de pastores alemanes con Huskys Siberianos y una variedad de perros esquimales.

¿Cuál es el aspecto de los inuit del Norte?

Inuit Juego de tronos

Del resultado de estos cruces aparecieron una raza de perro grandes, atléticos, pero no muy fuerte. Las hembras miden de 58 a 71 cm de altura y pesan entre 25-38 kg y los machos llegan a medir 58-81 cm de altura y un peso de entre 36 y 48 kg.

Su apariencia externa es semejante a la de un lobo. Tienen el hocico largo y afilado, orejas puntiagudas y colas rectas. Si tienen colas rizadas es un defecto genético del especimen.

Su pelaje es doble y los colores que presenta van desde el blanco puro al negro puro a pasando por toda la gama de grises. Estos perros pueden o no tener una mancha blanca en su cara.

¿Cómo es el comportamiento de los inuit del Norte?

Los perros esquimales del Norte son muy “cabezones”, es decir, por lo que no es una raza recomendada para dueños que no estén acostumbrados a entrenar a perros o no puedan costearse este servicio.

Si deseas adoptar a un Inuit del Norte, debes estar preparado para ser un líder fuerte o de lo contrario, serás relegado a la última posición de la manada y tendrás que obedecer los caprichos de tus perros.

Inuit del Norte Blanco

Esta raza es mucho más difícil de entrenar que cualquier otra. Son muy propensos a tener ansiedad por separación cuando se quedan solos y sin vigilancia durante mucho tiempo, lo que puede ocasionar que lleguen a tener conductas destructivas.

Sin embargo, en la educación de los cachorros se debería evitar que esto suceda, por lo que el entrenamiento canino es obligatorio para ellos.

La socialización con otros perros debe comenzar tan pronto como se les administre la primera vacuna y debe ser intensiva, ya que, de lo contrario, su juego puede ser mal interpretado y acabar dañando sin querer. Si los tenemos como mascota siempre estarán mejor si tenemos otro perro que les haga compañía.

¿Qué problemas de salud tiene esta raza?

Como la mayoría de los perros, también tienen algunos problemas genéticos. Especialmente son propensos a la displasia de cadera y la epilepsia, por lo que se recomienda realizar un control de esta predisposición si tenemos pensado cruzarlos.

Curiosidades de los lobos de  Juego de Tronos

Cuando los “lobos” de la serie eran pequeños y no fueron generados por ordenador, los responsables de la serie optaron por utilizar Inuits, que fueron entrenados durante 12 semanas.

Inuit "lobo" adoptado por Sansa Stark

La actriz Sophie Turner, Sansa Stark en Juego de tronos, adoptó el cachorro que le toco en la serie y lo bautizó con el nombre de Zunni.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR