Otitis Canina. ¿Cómo detectarla a tiempo?

detectar otitis canina

¿Su perro se rasca o frota continuamente las orejas contra muebles, suelo o paredes? ¿Está mucho más enfadado y agresivo? ¿Escucha peor y le sale pus de los oídos? Si tiene todos estos síntomas es muy probable que tenga otitis canina.

¿Qué es la otitis canina?

La otitis es una inflamación del oído, que se divide en tres partes, oído externo, medio e interno. La otitis es una inflamación de cualquiera de estas tres partes, pero en los perros la otitis externa es la más habitual. Se produce una inflamación del conducto auditivo externo formado por el cartílago cubierto de piel y se extiende desde el pabellón auditivo hasta el tímpano, por suerte si no afecta a la parte interna (tímpano), suele tener un tratamiento sencillo.

Fiebre provocada por otitis canina

Puede afectar a un solo oído o ambos. Los perros tienen un oído muy fino y una inflamación puede causarles muchas molestias y problemas si no se tratan a tiempo. Además, la acumulación de cerumen causada por la inflamación suele dar paso a facilitar otro tipo de infecciones.

¿Qué causa la otitis canina?

Existen varias causas que pueden causar una inflamación de la oreja en su perro, las más comunes son parásitos externos, ácaros de la sarna (Otodectes cynotis), levaduras, cuerpos extraños y el exceso de cera en el canal auditivo, sin embargo, existen otras posibles causas como defectos anatómicos, trastornos hormonales y dermatitis alérgica, que también pueden causar otitis en su mascota.

Hay condiciones externas que favorecen la aparición de otitis canina, generalmente producida por el aumento de humedad en la oreja y una mala limpieza higiénica. Las razas de perros con las orejas más grandes y flojas, por ejemplo Cocker y Basset Hound, son más propensos a tener infecciones.

¿Cómo saber si mi perro tiene infecciones del oído?

La otitis es una de las enfermedades más comunes en los perros. Es fácil de tratar, pero si existen algunas complicaciones que pueden causar infecciones difíciles de curar, por lo que es importante detectarla a tiempo.

Comportamiento extraño de la mascota debido a la otitis canina

La otitis se puede detectar fácilmente ya que notaremos un comportamiento poco habitual en nuestra mascota. Se rascará la oreja con la infección, arrastrándose por el suelo, paredes y muebles. Es muy probable que su personalidad también varíe convirtiéndolo en más agresivo, que no escuche nada de un oído, desorientación y movimientos continuos de cabeza. Si la inflamación se encuentra en un solo oído, seguramente, inclinará la cabeza hacia el lado del oído afectado, además, en las razas de perros con las orejas muy rectas notaremos un decaimiento de las mismas.

Otros síntomas son dolor cuando le tocas las orejas, fiebre o molestias en la mandíbula al masticar. Si el oído se torna de color rojo y encontramos algún tipo de pus y huele a podrido, seguro que tiene una infección en el oído, lo mejor es llevarlo al veterinario.

La detección de la otitis a tiempo previene futuras complicaciones e inflamación crónica. Para el tratamiento de la otitis canina, el veterinario realizará una limpieza del pabellón auditivo para eliminar las secreciones y elementos extraños y, a continuación, nos recetará con fármacos para eliminar los agentes que causan la inflamación, generalmente estos fármacos son de carácter periódico.

¿Qué hacer para evitar infecciones de oído?

Diagnóstico de infección del oído, posible otitis canina

Lo mejor para prevenir las infecciones del oído es limpiarlos habitualmente, una vez al mes debemos limpiar el canal auditivo con una gasita, evitar los bastoncillos de algodón, ya que introducen el cerumen y esto puede producir infecciones.

Le explicamos cómo limpiar el oído de su perro

  1. Hay que limpiar el exterior de la oreja con una toalla humedecida en agua templada y con el jabón que utilizamos habitualmente para bañar al perro. Lavar el oído en un movimiento circular y secar muy bien.
  2. Limpiar el oído externo y las paredes de la oreja con una toalla usando los dedos cubiertos de la gasa con suavidad.
  3. En el caso del oído interno, debemos utilizar alguno de los productos que nos recomiende nuestro veterinario.

Veterinario limpiando oído interno

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR